El lugar perfecto para un fin de semana romántico, no debe ser cualquiera pues este es del tipo de encuentros que se hacen para pasarla bien con tu pareja, pero también para construir recuerdos y memorias que definirán la relación. Así que si estás en Barcelona, o este es tu lugar escogido para un fin de semana inolvidable querrás alquilar casa en roda de bara para reglarle a tu pareja un tiempo de calidad que mantenga viva la llama del amor.

Podrás escoger entre una casa con piscina, un apartamento con vista al mar, o una cercana al casco antiguo de la ciudad.

 

Una vez escogido el lugar, deberás planear no solo cenas románticas, sino también paseos y esta es una ciudad que se presta para grandes caminatas románticas, ya sea alrededor de la playa, o por la Avenida Sant Jordi. También desde la Torre del Cucurull podrás admirar un paisaje inigualable.

 

De interés religioso encontrarás la iglesia parroquial dedicada a San Bartolomé. De estilo neoclásico, data del siglo XVII. La fachada de piedra es del siglo XVIII y el campanario del siglo XIX. En los alrededores del pueblo se encuentra la capilla de Mas Carreras, construida en el primer tercio del siglo XVIII así como la ermita de la Virgen de Bará.